martes, 29 de junio de 2010

Huevos rellenos


Este plato es especial para los días de verano. Se puede hacer el día anterior y se puede llevar en la tartera al trabajo. Ahora que hace calor, se puede utilizar la mayonesa en bositas individuales y así no se estropea si los llevamos para comerlos fuera.  

Ingredientes:
12 huevos
2 latas de atún en aceite o caballa en aceite.
Tomate frito casero o de bote.
Mayonesa

Preparación:
1. Cocemos los huevos hasta que estén duros (10 minutos desde que el agua hierva)
2. Abrimos las latas y escurrimos el aceite. Se pueden hacer con caballa o con atún, quedan igual de ricos. Yo suelo hacerlos con caballa porque a mi marido le sienta mal el atún.
3. Pelamos los huevos duros y los cortamos longitudinalmente. Reservamos las claras en una fuente y ponemos las yemas en un bol.
4. Añadimos al bol el atún o caballa y medio bote de tomate frito aproximadamente. Aplastamos todo con un tenedor. Debe quedar como una pasta de tal forma que si queda muy seco, añadimos un poquito más de tomate.
5. Rellenamos las claras con la pasta anterior y coronamos con un poquito de mayonesa esporvoreando con perejil.

domingo, 27 de junio de 2010

Pastel de pollo


Otra receta fácil y rica que podemos tomar fría o caliente y se puede llevar a la oficina.

Ingredientes:
800 gramos de carne de pollo picada
2 huevos
Un puñadito de pasas
1/2 vasito de coñac
Un poquito de pan rallado (3 cucharadas aproximadamente)
4 ó 5 lonchas de jamón serrano
3 huevos para una tortilla + 2 huevos para la masa
Un poquito de trufa (opcional, en este caso no la he puesto)
1/2 pastilla de avecrem (opcional)

Preparación:
1. Hacemos una tortilla francesa con tres de los huevos.
2. Ponemos las pasas a remojo en el coñac durante un ratito
3. Ponemos en un bol la carne picada, los 2 huevos restamtes, las pasas remojadas junto con el conñac, un poquito de pan rallado y el avecrem. Mezclamos bien.


4. Ponemos papel de plata en una fuente de horno y ponemos encima la mezcla anterior. La cubrimos con tiras de tortilla y el jamón serrano también en tiras.

5. Con ayuda del papel de plata le damos forma hasta conseguir como un rulo.

6. Cerramos el papel de plata haciendo un paquete. Lo tendremos en el horno unos 45 minutos a 180 grados.

7. Pasado este tiempo, abrimos el paquete y dejamos que se dore la superficie.

8. Cortamos el pastel en lonchas y lo servimos.

Se puede acompañar de cualquier salsa que nos guste. Yo en este caso lo he servido con cebollas caramelizadas que ya he enseñado en otra entrada anterior y con una reducción de vino tinto básica del blog del Futuro Bloguero y ha quedado de lujo.

viernes, 25 de junio de 2010

Revuelto de calamares encebollados


En un post anterior, contaba que había pasado el fin de semana en Fuente Dé (Cantabria) y que habíamos probado en el Restaurante Vicente Campos de Espinama un revueto de calamares encebollados que estaba buenísimo. Lo he hecho en casa, y ha quedado estupendo.

Calamares encebollados
Ingredientes:
2 calamares
2 cebollas gordas. Si pueden ser dulces mejor porque quedan más suaves.
1 diente de ajo.
1/2 vasito de vino blanco
1 pimiento verde pequeño tipo italiano o 1/2 pimiento rojo
1/2 vasito de aceite de oliva virgen
sal

Preparación:
1. Limpiamos los calamares y los cortamos en trozos
2. Ponemos en una satén el aceite de oliva. Cuando esté caliente añadimos los ajos, los doramos y agregamos las cebollas y el pimiento. Rehogamos a fuego medio hasta que la cebolla esté trasparente. Si vemos que hay demasiado aceite, retiramos el exceso.
3. Agregamos el vino blanco y dejamos evaporar el alcohol.
4. Añadimos los calamares y los rehogamos hasta que estén tiernos.


Estos calamares los podemos tomar solos, acompañados de arroz blanco o bien hacer un revuelto.

Revuelto de calamares encebollados
Ingredientes:
Calamares encebollados
4 huevos
Un chorrito de leche
Sal
Aceite de oliva

Preparación:
1. Calentamos los calamares encebollados en una sartén.
2. Batimos los huevos con un poquito de sal. Le añadimos un chorrito de leche para que queden más jugosos y los añadimos a los calamares.
3. Removemos continuamente hasta que estén cuajados a nuestro gusto.

miércoles, 23 de junio de 2010

Tarta de manzana


Ésta no es una tarta de manzana al uso con una base, crema pastelera en medio y una capa de manzanas colocadas muy bonitas en la última capa. "Mi tarta" no lleva base ni crema, lleva algo de masa mezclada con un kilo de manzanas en su interior y al final, la capa de manzanas colocaditas muy bonitas. 

Ingredientes:
1 Kg de manzanas reinetas o Golden. Las Golden quedan más crujientes.
2 huevos
8 cucharadas de harina
6 cucharadas de azúcar
200 gramos de margarina o mantequilla.
1/2 vaso grande de leche
Mermelada de melocotón o de sabor que más nos guste.

Preparación:
1. Pelamos las manzanas, les quitamos el corazón y las fileteamos. Guardamos las más bonitas para ponerlas al final por encima y el resto, las ponemos en un recipiente grande donde las podamos mezclar con la masa.
He puesto en un cuenco grande las manzanas que voy a  mezclar con la masa, y he reservado en un plato, las que voy a utilizar para la decoración

2. Ponemos el resto de los ingredientes en la batidora y los mezclamos bien hasta conseguir una crema. La mantequilla o margarina deben estar blandas para que emulsionen bien.

3. Agregamos  la masa al cuenco donde tenemos las manzanas y mezclamos bien. Pasamos la mezcla a un molde de paredes desmontables, previamente engrasado,y alisamos la superficie.

4. Colocamos las manzanas reservadas, bien colocaditas, por toda la superficie. Espolvoreamos con azúcar blanca normal y metemos al horno, a 180 grados, 1 hora aproximandamente.

5. Disolvemos 2 cucharadas de la mermelada que más nos guste en un poquito de agua y pincelamos la superficie. Volvemos a meter en el horno otros 20 minutos. Debe quedar doradita. Si la pinchamos para ver si está lista, el palito siempre va a salir sucio porque esta tarta no queda seca en el interior.



6. Cuando esté templada, la metemos en la nevera y la desmoldamos cuando esté bien fría.

lunes, 21 de junio de 2010

Crema de verduras


Estos días ha hecho tanto frío que parecía que estábamos al final del verano. Al final hemos vuelto a los platos calentitos. En casa hacemos muchas cremas de verduras porque además de gustarnos mucho las comemos todos incluída mi hija que está permanentemente a régimen. Son fáciles, rápidas, se pueden comer frías, templadas, calientes, se pueden llevar al trabajo y son baratas, no se puede pedir más.

Ingredientes:
6 calabacines
4 zanahorias
2 puerros
8 quesitos desnatados
2 patillas de avecrem
Agua (si se utiliza caldo, prescindimos del avecrem)
Un chorro de aceite de oliva virgen

Preparación:
1. Pelamos las verduras (el calabacín lo podemos dejar con un poquito de piel para que haya pintitas en la crema) y las ponemos en la olla rápida. Añadimos agua hasta cubrirlas y las dos pastilla de avecrem. Cerramos la olla y cuando salga el vapor contamos 5 minutos.
2. Destapamos, comprobamos que las verduras estén cocidas. Añadimos un chorro de aceite de oliva y los quesitos. Trituramos.
3. Para servir podemos poner unos picatostes caseros o comprados y unos trocitos de jamón serrano frito con un poquito de aceite que le dará el punto crujiente.

sábado, 19 de junio de 2010

Spaghetti con setas y gambas


Ingredientes:
500 gramos de spaghetti
1 bolsa de surtiido de setas congeladas (he utilizado las de Mercadona)
250 de gambas peladas congeladas
1 diente de ajo
1 vasito de vino blanco
1 brick pequeño de nata líquida para cocinar
3 cucharadas de aceite de oliva, aproximadamente
Perejil

Preparación de la salsa:
1. Descongelamos las gambas y las reservamos
2. Picamos el diente de ajo y lo rehogamos en una sartén con el aceite.
3. Añadimos las setas. Le damos fuerza al fuego para que se evapore el agua que sueltas. Rehogamos bien.
4. Agregamos el vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol.
5. Añadimos las gambas y rehogamos.
6. Por último, incorporamos la nata y dejamos hervir hasta que la salsa espese ligeramente. Si espesara demasiano, podemos podemos poner un poquito de leche.

Cocemos la pasta en agua hirviendo con sal los minutos que se indique en el paquete. Escurrimos y agregamos a las salsa, lo calentamos todo junto un par de minutos, espovoreamos con perejil y listo.

Si quereis algunos consejos para cocer la pasta como lo hacen los italianos pincha aquí

lunes, 14 de junio de 2010

Calabacines rellenos


Hace muchos años, ibamos a menudo a cenar a un restaurante argentino y yo siempre pedía los zapalllitos rellenos. Años después, en un libro de cocina chilena que tiene una amiga, encontré una receta que modificada ligeramente se parece mucho. Es una receta muy suave, ligera, barata y fácil. 

Ingredientes:
8 calabacines pequeños
5 lonchas de jamón de york
2 rebanadas de pan de molde sin corteza
1/2 vaso grande de leche
50 gramos de queso azul (opcional)
Quesdo rallado o queso de lonchas
2 cebollas
Medio vasito de aceite de oliva
Media pastilla de avecrem (opcional)
Pan Rallado

Preparación:
1. Cortamos las cebolla en cuadraditos. Las ponemos en una sartén con el aceite de oliva, a fuego lento, hasta que estén transparentes.
2. Lavamos los calabacines y los cocemos al vapor abiertos por la mitad. Una vez hechos, sacamos la pulpa y reservamos pieles para rellenarlas.
3. Remojamos las rebanadas de pan en leche. Las aplastamos con un tenedor hasta que se forme una pasta.
4. Cuando esté la cebolla lista, le añadimos la pulpa de los calabacines. Rehogamos bien.
5. Incorporamos el pan mojado en leche, el jamón de york cortado en trocitos, la media pastilla de avecrem y el queso azul. Si no os gusta este tipo de queso se puede quitar pero creo que le da un saborcito muy rico. Le damos unas vueltas para que se junten todos los sabores.
6. Ponemos las pieles de los calabacines en una fuente de horno engrasada con un poquito de aceite. Los rellenamos y los cubrimos con el queso. Si es queso rallado, los espolvoreamos y si es queso en lonchas ponemos trocitos por encima.
7.  Espolvoreamos con pan rallado para que queden más crujientes.
8.  Metemos en el horno a 180 grados hasta que estén dorados.

 

sábado, 12 de junio de 2010

Fin de semana en Fuente Dé (Cantabria)


El fin de semana pasado nos dimos una vueltecita por Fuente Dé, haciendo una de nuestras rutas gastronómicas.

La primera parada la hicimos, para comer, en Rueda. En uno de nuestros viajes descubrimos un asador que se llama Mesón Oriental, donde se come un lechal asado buenisimo y a un precio muy interesante. También preparan un cochinillo asado por encargo estupendo. Es fácil encontrar el mesón, está entrando por la desviación de Rueda Sur a mano izquierda. Ya que comemos en Rueda, también podemos aprovechar para comprar unos vinos. Hay muchas tiendas, que abren hasta los domingos, aunque a mí me gusta la tienda de las Bodegas Bornos, donde además de vinos podemos comprar otras delicias de la zona.

De aquí a Fuente Dé. La carretera para llegar es complicada a partir de Herrera de Pisuerga. Hay que ir hasta Potes, a través del puerto de Piedrasluengas (vistas panorámicas espectaculares),  y de Potes a Fuente Dé por una carretera que está bien aunque es un poquito estrecha. Hemos dormido en el Parador, en una habitación con un maravilloso mirador que daba a la parte trasera y desde donde se hemos disfrutado de las magnificas vista de la montaña y el teleférico

Primera noche y primera cena en el Restaurante Vicente Campo de Espinama. Muy buena calidad a buen precio. El edificio es precioso, todo de piedra y madera. Pedimos varias raciones, entre ellas a destacar:
Carpaccio de cecina. Era un plato de cecina cortada finísima como el carpaccio, acompañada en el centro por unos pimientos rojos asados y aceite de oliva. 
Revuelto de calamares encebollados. Ya lo he probado en casa y queda estupendo. Colgaré en breves la receta.
Canónigos con meregue de caramelo. Los canónigos no son los que utilizamos para las ensaladas, es una crema entre natillas y crema inglesa muy suave que va coronada por claras a punto de nieve con un poquito de caramelo. Manjar para los golosos. También tienen te del puerto, una infusión hecha con con una hierba que se recolecta en las tierras altas de Liébana que se suele tomar con orujo y es digestiva.
El servicio correcto pero tuvimos un problema con la cuenta. Había un error porque nos habían cobrado algo de 85 euros cuando eran 8,5 euros, nos hicieron una nueva factura pero eché de menos algún detalle, alguna disculpa más efusiva...

A la mañana siguiente desayuno y al teleférico. Hacía una mañana preciosa y había que aprovechar porque en el Norte el tiempo cambia sin que te des cuenta.

El Teleférico de Fuente Dé salva un desnivel de 750 metros en unos 4 minutos de viaje llegando a  1450 metros de altitud. Las vistas desde el mirador que se abre al vacio, espectaculares. Desde aquí se pueden hacer varias excursiones como ir al Hotel Aliva y tomar algo en la cafetería o bajar andando.  


Después día de playa. El tiempo cambió de forma imprevista pero queriamos ver el mar y nos acercamos a San Vicente de la Barquera. Paseo por la playa y comida a base de raciones de sardinas a la plancha, rabas, navajas, chorizo a la sidra etc


De vuelta a Fuente Dé hicimos una parada en Potes para hacer alguna compras gastronómicas. Estuvimos en una de las tiendas que tiene la marca Sierra del Oso que fabrica unos orujos buenísimos. Yo ya conocía la crema de orujo pero ahora fabrican una variedad enorme de licores con base de orujo. La novedad de este año es el mojito de orujo, ¡para peder el sentido! Además tiene productos típicos de la zona como un queso curado en vino, fuertecito él, que vale la pena probar.

 

Después, cena en Restaurante Remoña en Espinama. Trato muy familiar, buen servicio y muy buena calidad. Tiene unas carnes magnificas que son de ganadería propia. La chuleta de ternera y el solomillo, expectaculares. Además se puede probar el borono casero que es una especie de morcilla que se hace con sangre, harina y pan y que no va embutido en tripa. Lo sirven acompañado con manzana frita que le va muy bien. Volveremos la próxima vez.

De vuelta a Madrid, cochinillo en el Mesón Oriental de Rueda y comienzo de dieta estricta para bajar los excesos del fin de semana. Este ha sido un viaje para recordar.