domingo, 24 de octubre de 2010

ESPECIAL MERMELADAS: Mermelada de melocotón, tomate y zarzamora


Este año me he dedicado a hacer mermeladas. Mi favorita es la de tomate que no es fácil encontrar en las tiendas y además de estar muy buena con pan y mantequilla, puede acompañar cualquier tipo de queso o también va bien con el cerdo. Por regla general, se pone el mismo peso de fruta y de azúcar, zumo de limón que actúa como antioxidante y a veces se aromatizan con alguna especia. Yo normalmente utilizo un poco menos de azúcar porque no me gustan demasiado dulzonas.
Casi siempre las hago con el Thermomix para no tener que remover continuamente. Se pueden hacer en una cacerola, que no sea de aluminio, aunque el proceso es más pesado  ya que hay que vigilar y remover para que no se pegue.
Para saber si la mermelada está en su punto, ponemos una pequeña cantidad en un plato, lo metemos en la nevera para que se enfríe y comprobamos si la mermelada está a nuestro gusto.

MERMELADA DE TOMATE
Ingredientes:
1 kg de tomates de pera sin pepitas
750 gramos de azúcar
6 clavos de especia
Zumo de 1 limón
Ralladura de un limón

Preparación:
1. Partimos los tomates y les sacamos las pepitas. No hace falta pelarlos. Los ponemos en un bol con el azúcar, el zumo de limón y la ralladura. Lo dejamos en reposo toda la noche en la nevera y así los tomates sueltan su jugo y de esta forma no tendremos que añadir líquido para la cocción.
2. Al día siguiente lo ponemos todo en el Thermomix, añadimos los clavos de especia y programamos aproximadamente 45 minutos en temperatura Varoma a velocidad 3. Vamos vigilando la cantidad de líquido.
3. Una vez que ha pasado el tiempo, lo pasamos por un pasapuré. De esta forma retiramos las pieles de los tomates y la mermelada queda con un textura muy rica.
4. Comprobamos el punto de la mermelada como he explicado en la introducción. Si vemos que está todavía muy líquida la volvemos a poner en el Thermomix y cocemos un poquito más.

MERMELADA DE MORAS
Ingredientes:
1 kg moras
750 gramos de azúcar
Zumo de 1 limón

Preparación:
1. Lavamos bien las moras y les quitamos todos los rabitos que puedan tener. Las escurrimos bien y las ponemos en un bol con el azúcar y el zumo de limón. Lo dejamos en reposo toda la noche en la nevera para que las moras sueltan su jugo y de esta forma no tendremos que añadir líquido para la cocción.
2. Al día siguiente lo ponemos todo en el Thermomix programamos aproximadamente 45 minutos en temperatura Varoma a velocidad 3. Vamos vigilando la cantidad de líquido.
3. Una vez que ha pasado el tiempo, lo pasamos por un pasapuré. De esta forma retiramos las pepitas de las moras.
4. Comprobamos el punto de la mermelada como he explicado en la introducción. Si vemos que está todavía muy líquida la volvemos a poner en el Thermomix y cocemos un poquito más.

MERMELADA DE MELOCOTÓN
Ingredientes:
1 kg de melocotón sin hueso pero con piel.
3 melocotones más, pelados
750 gramos de azúcar
El zumo de un limón

Preparación:
1. Esta mermelada no la dejo reposar desde la noche anterior. Lavamos bien los melocotones y sin pelarlos, los troceamos y los ponemos con el azúcar y el zumo de limón en el Thermomix. La piel contiene muchas pectina que ayuda a que la mermelada espese. Programamos aproximadamente 45 minutos en temperatura Varoma a velocidad 3. Vamos vigilando la cantidad de líquido.
2. Una vez que ha pasado el tiempo lo trituramos al velocidad alta hasta que quede hecho un puré y no se note la piel. Se queda un poco blanquecina porque se queda aire atrapado dentro pero cuando  vuelva a hervir  desaparecerá.
3.Pelamos los otros tres melocotones y los partimos en cuadraditos pequeños. Los añadimos al puré anterior y programamos 15 minutos a  velocidad 2 temperatura Varoma. De esta forma la mermelada tendrá trocitos de melocotón.
4. Comprobamos el punto de la mermelada como he explicado en la introducción. Si vemos que está todavía muy líquida la volvemos a poner en el Thermomix y cocemos un poquito más.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Rabo de toro


Hace unos días  vinieron a comer mi padre con su mujer y nos sorprendieron con un rabo de toro que les salió de lujo. No es el rabo que se cocina habitualmente porque éste lleva menos vino tinto y está más especiado. Vamos con la receta.

Ingredientes:
Un rabo de toro o ternera. El de ternera es más tierno y suave.
2 cebollas gordas
4 dientes de ajo
3 zanahorias
Pimientos del piquillo en tiras (unas 4 cucharadas soperas)
1 cucharadita de pimentón de la Vera
2 guindillas (opcional)
1 vaso de vino tinto
5 clavos
2 hojas de laurel
1 cucharadita de cominos
1 cucharadita de romero picado
1 cucharadita de tomillo picado
Aceite de oliva
Agua
Sal
Pimienta

Preparación:
1. Picamos la cebolla, zanahorias y ajos y los ponemos a rehogar en una cacerola con aceite.
2. Mientras, salpimentamos los trozos de rabo y los doramos en una sartén con aceite. Una vez que esté bien dorado, lo pasamos a la cacerola con las cebollas, ajos y zanahorias. Rehogamos todo junto, agregamos el pimentón, removemos y añadimos un vaso grande de vino tinto. Dejamos que hierva para que evapore el alcohol.
3. Cubrimos con agua. Añadimos las tiras de pimiento del piquillo, laurel, clavos, romero, tomillo, cominos machacados y guindillas. Dejamos cocer hasta que el rabo esté tierno. El tiempo dependerá de el tipo de rabo que utilicemos, el de toro es más duro y tarda bastante más que el de ternera, puede tardar hasta un par de horas. Para saber que está listo debemos comprobar que la carne se separa del hueso.

Lo podemos servir con unas patatas fritas cortadas en cuadraditos o con arroz blanco.

domingo, 10 de octubre de 2010

Crostata con mermelada casera de moras


El curso pasado, en mi clase de italiano, teniamos que hacer una exposición oral de cualquier tema. Como no podía ser de otra manera yo elegí el tema de la cocina e intenté hacer una comparación entre la cocina italiana y la española. Se me ocurrió que si hablaba de comida, nos iba a entrar hambre y decidí preparar algo y llevarlo a clase. Pensé en hacer un plato de pasta o un risotto pero era imposible llevarlo a clase sin que se estropeara por la espera. Después  pensé en algo dulce pero el tiramisù lo comoce todo el mundo, la panna cotta necesita nevera... Al final, navegando por internet, encontré la receta de la costrata. Es una tarta con una base de pasta frolla (parecida a la pasta sablé) que se hace con una buena proporción de mantequilla. Se rellena de mermelada, la clásica es de albaricoque, y al final se pone un enrejado de la misma pasta frolla.
La semana pasada nos invitaron unos amigos a una barbacoa para la reinauguración de su casa después de unos meses de reforma. Volví a hacer una crostata, esta vez rellena de moras que había cogido en Valsaín. Y éste es el resultado.


La masa de la tarta la encontré en el blog la zuccheriera que debéis de visitar si todavía no lo conocéis. La masa la he hecho con el Thermomix pero si pincháis en el enlace, encontraréis cómo hacerla a mano.

Ingredientes:
PARA LA MASA:
250 gramos de harina
50 gramos de maizena
1 cucharadita de levadura royal
150 gramos de mantequilla fría en trocitos
una pizca de sal
150 gramos de azúcar glas
1 huevo entero
PARA EL RELLENO:
Mermelada de la que más nos guste.

Preparación:
1. Ponemos el azúcar en el vaso del TH y lo ponemos a vel. 9 hasta que el azúcar quede convertida en polvo(azúcar glas). La sacamos del vaso y la reservamos.
2. Ponemos los ingredientes en el vaso en el mismo orden en el que están escritos. Programamos 20 segundos a vel. 6. Sacamos del vaso, hacemos una bola, la envolvemos en papel film y la dejamos reposar en la nevera al menos media hora.
3. Sacamos la masa de la nevera. Sin tocarla mucho con las manos para que nos se ponga blanda, la ponemos entre dos hojas de papel film y la estiramos con ayuda de un rodillo. Quitamos una de las hojas de papel y con ayuda del otro ponemos las masa sobre un molde desmontable. Yo utilizo un molde para quiche que no es profundo. Colocamos la masa, apretamos contra y fondo y  las paredes y pasamos el rodillo por el borde para cortar los sobrantes.Estiramos las masa sobrante y hacemos tiras que meteremos en la nevera para que se pongan duras y las podamos manejar.
4. Mientras, extendemos la mermelada sobre la masa. Sacamos las tiras de la nevera y las ponemos sobre la mermelada formando un enrejado.
5. Metemos al horno a 200º hasta que esté dorada. Desmoldamos con mucho cuidado en caliente para que no se ponga chiclosa y dejamos enfriar.