lunes, 15 de noviembre de 2010

Sopa de mariscos


Esta sopa cremosa de marisco es una adaptación de la sopa de marisco fin de mes de Julius. Está hecha a base de marisco barato y realmente queda de lujo. He utilizado gamba arrocera, mejillones, berberecho y rosada. Lo que hay que hacer es  buscar en el mercado el marisco que esté bien de precio. Por ejemplo podemos utilizar almejas italianas (son más baratas y para esta sopa valen) o berberecho o chirlas dependiendo de la que esté más barata. Podemos usar gamba arrocera o gambón o langostino. Con respecto al pescado hay que buscar alguno de carne firme para que no se deshaga como puede ser el rape (suele ser muy caro) o rosada o perca. Cada uno que ponga lo que quiera dependiendo de lo lujosa que queramos la sopa, pero os aseguro que con unos modestos mariscos queda buenísima.

Ingredientes:
300 gramos de gamba arrocera
400 gramos de berberechos
400 gramos de rosada
1 kg de mejillones
1 raspa de pescado o huesos de rape
2 zanahorias
1 puerro
2 hojas de laurel
pimienta negra en grano
1/2  vasito de vino blanco
2 latas de mejillones al natural
1 cebolla gorda
2 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón
1/2 barra de pan del día anterior
1 cayena (opcional)
2 litros de agua
Aceite de oliva

Preparación:
1. Ponemos las almejas en agua con sal para que suelten la arena que puedan tener. Limpiamos los mejillones rascando las conchas con un cuchillo y quitando las barbas. Los ponemos en una cacerola con un poquito de agua y el vino blanco hasta que se abran. Sacamos los bichos de las conchas  y colamos el caldo. Reservamos todo.
2. Hacemos un fumet de la misma manera que para la fideuá con la raspa del pescado, zanahorias, puerro, hojas de laurel, pimienta en grano y 2 de agua aproximadamente. Añadimos además las cabezas y caparazones de las gambas para que den más sabor al fumet. Dejamos hervir media hora aproximadamente. Colamos cuando ya está listo y reservamos.
3. Picamos la cebolla y los ajos y los pochamos en aceite de oliva. Añadimos la cayena si nos gusta que pique un poquito. Apartamos del fuego y añadimos el pimentón.
4. Agregamos el fumet, el caldo que teníamos reservado de los mejillones y berberecho el pan cortado en trocitos, las dos latas de mejillones. Dejamos cocer 20 minutos. Pasamos por la batidora. Quedará un caldo espeso por el pan que le hemos puesto. Si nos gusta más espeso, podemos añadir un poquito más de pan.
5. Añadimos la carne de las almejas y mejillones, los cuerpos de las gambas y el pescado limpio sin raspas y en trocitos. Dejamos hervir unos minutos para que el pescado no se pase y no quede seco.

Con estas cantidades da para 6 buenos platos de sopa.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Carne guisada

Este plato le salía bordado a mi madre pero ella le añadía unos guisantes que le dan sabor y color. A mí la verdad es que los guisante me encantan pero al resto de la familia no les hace mucha gracia y prescindo de ellos. Si los poneis que sean frescon o congelados porque los de lata son demasiado blandos y se deshacen.
La carne que más me gusta para hacer este plato es el morcillo porque es muy gelatinosa y ayuda a ligar la salsa y además una vez cocida queda muy tierna y jugosa. Para quien no lo sepa, el morcillo es la pantorrilla de la ternera deshuesada. Si lo cortamos en rodajas con el hueso incluido, lo que tenemos es el osso buco (literalmente hueso hueco)

Ingrdientes:
1 kg de carne para guisar, a ser posible morcillo
3 cebollas gordas
2 puerros
3 zanahorias
3 dientes de ajo
1 vasito de vino blanco o coñac
Aceite de oliva
Para acompañar, patatas fritas cortadas en daditos

Preparación:
1. Cortamos las cebollas, puerros, zanahorias y ajos en trocitos pequeños. En la olla rápida ponemos aceite de oliva y rehogamos todas las verduras.

2. Añadimos la carne a trocitos y la rehogamos bien para sellarla y para que durante la cocción no se deshidrate y se quede seca. Después agregamos el vasito de vino blanco y/o coñac (según el gusto de cada uno). Dejamos evaporar el alcohol. Añadimos un vaso de agua y cerramos la olla. Dejamos cocer unos 20 mintutos dependiendo de cada olla. Si después de este tiempo está dura, tapamos y dejamos cocer un poquito más.

3. Destapamos. Si vemos que ha quedado con demasiado caldo, dejamos evaporar el exceso de caldo. A nosotros nos gusta la salsa sin pasar de manera que se noten los trocitos de las verduras. Si no es así, sacamos los trocitos de carne y pasamos la salsa por el pasapurés o por la batidora y después volvemos a juntar todo.

Servimos acompañado de patatas fritas cortadas en cuadraditos.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Alubias con almejas y berberechos


Ahora que empieza el frío apecete un plato caliente. Tenía unas alubias del Barco de Ávila que me había traído mi amiga P y que estaban esperando en la despensa algún guiso rico. Estas alubias tienen fama por su calidad y desde luego que no nos han defraudado porque han resultado ser muy tiernas, mantecosas y con la piel muy fina. Hay  varios tipos de judias del Barco, pudiendo encontrar desde judiones de buen tamaño hasta alubias pequeñas como las que hemos utilizado para este guiso. Esta manera de hacer las alubias no resulta fuerte, ya que no tiene grasa, sólo tienen una pequeña cantidad de aceite de oliva pero no supone grasa animal como el cerdo que harían este plato muy pesado.
Esta receta la podemos hacer a fuego lento pero por falta de tiempo las he hecho en la olla rápida y han quedado estupendas.

Ingredientes:
500 gramos de judías blancas.
300 gramos de almejas
300 gramos de berberechos
2 cebolla tiernas
1 puerro
2 dientes de ajo
1 tomate maduro
2 hojas de laurel
Un vasito de vino blanco
Perejil picado
1 cucharadita de pimentón
Aceite de oliva virgen

Preparación:
1. La noche antes, ponemos las judías a remojo en agua fría.

2. Empezamos poniendo las almejas y berberechos en agua con sal para que suelten la arena que puedan tener.

3. En la olla rápida ponemos las judías con agua.La cantidad de agua debe ser la suficiente para cubrir las judías y un poquito más. Le añadimos una cebolla tierna picada, 1 diente de ajo también picado, 1 tomate maduro pelado y troceado, una cucharadita de pimentón, las dos hojas de laurel, un chorrito de aceite y sal a gusto. Cuando hierva, retiramos la espuma que se forma en la superficie y las asustamos con un vasito de agua fría. Cuando vuelva a hervir, cerramos la olla y cuando suba la válvula contamos 12 minutos. Abrimos la olla y comprobamos si están listas, de no ser así las ponemos unos minutos más.

4. Mientras, hacemos las almejas y berberechos. En una sartén ponemos aceite y pochamos la cebolla que nos queda, el puerro y un diente de ajo. Añadimos un vasito de vino blanco y dejamos evaporar el alcohol. Añadimos las almejas y berberechos y dejamos hasta que se abran. Si queda alguno cerrado lo retiramos. Espolvoreamos con perejil y reservamos.

5. Cuando tengamos las judías listas, añadimos las almejas y berberechos. Dejamos dar un hervor y listo. Si las judías quedan un poco líquidas, podemos machacar unas poquitas en un mortero, añadirlas a la olla y de esta forma van a quedar más trabaditas.