sábado, 12 de marzo de 2011

Patatas guisadas con costilla y chorizo


Estas patatas guisadas son la primera aportación de mi marido al blog y espero que haya muchas más.. Empezó en la cocina haciendo huevos fritos, filetes a la plancha, algún empanado pero ahora le ha picado el gusanillo y ha empezado con los guisotes. Yo solo me limité a darle una serie de indicaciones, después me echó de la cocina y cuando volví a entrar me sorprendió con estas patatas guisadas que estaban para quitarse el sombrero. Espero poder reproducir aquí la receta, con sus indicaciones, sobretodo para poder hacerlas de nuevo antes de que se nos olviden.

Ingredientes:
5 patatas grandes
1 cebolla
1 pimiento verde grande de los italianos
3 dientes de ajo
1/2 latita de tomate natural triturado
1 cucharadita de carne de pimiento choricero
1 cucharadita de carne de ñoras
1 cucharadita de pimentón de la vera
1/2 kg de costillas de cerdo adobadas
1 chorizo casero de herradura 
4 cucharadas de aceite de oliva virgen

Preparación:
1. Picamos la cebolla y los ajos. Partimos el pimiento por la mitad. Rehogamos todo en una cacerola con el aceite de oliva hasta que la cebolla esté transparente. Yo lo hago directamente en la olla super-rápida porque luego cuezo un poco la costilla y el chorizo en ella.

2. Añadimos las media latita de tomate triturado natural y dejamos rehogar. Agregamos las costillas y el chorizo en rodajas y dejamos dorar un poco. Por últimos añadimos las carnes de pimiento choricero y ñoras y el pimentón. Le damos una vueltas y le añadimos 2,5 litros de agua.

3. Tapamos la olla. Cuando salga vapor contamos unos 5 minutos aproximadamente y apagamos el fuego. Comprobamos que las costillas están tiernas.  

4. Mientras pelamos y partimos las patatas. Es importante que el corte de las patatas no sea limpio, cuando lleguemos casi al final con el cuchillo hay que romperlas (chascarlas) porque por este corte irregular pierden el almidón y la salsa sale más espesita.

5. Agregamos las patatas y dejamos cocer hasta que estén blanditas.

6. Por último ponemos en un recipiente el pimiento, un par de patatas y un poquito de caldo. Trituramos y lo añadimos a las patatas.

Rico, sencillo, barato y delicioso, no se puede pedir más.

lunes, 7 de marzo de 2011

Habas guisadas con anís


He estado casi 3 meses desaparecida. Entre el trabajo y mis clases de inglés e italiano no he tenido tiempo de escribir en el blog. Tengo varias recetas que he hecho en este tiempo y que iré subiendo poco a poco.
Esta receta se la dedico a mi madre porque ella la bordaba. Hay que hacerla en esta época que es cuando empieza la temporada de las habas y se pueden comer hasta las vainas. El secreto para que sea una receta muy especial es el medio vasito de anís que se dan un punto dulzón realmente delicioso.
Las habas son una legumbre ricas en hidratos de carbono y proteinas. Son algo pesadas y no se deben consumir por la noche. Además producen flatulencia aunque por otro lado, ayudan a bajar los niveles de colesterol eliminando las grasas de las arterias. A pesar de que esta receta no es muy ligera que digamos, vale la pena probarla.

Ingredientes:
1 kg de habas con la vaina.
2 cebollas gordas
200 gramos de bacon y/o de jamón serrano
300 gramos de butifarra blanca
1/2 vasito de anís dulce
Aceite de oliva

Preparación:
1. Quitamos las puntas de las vainas y la hebras si las hubiera. Normalmente, si son tiernas, no tienen hebras. Cortamos las vainas sin desgranar en trozos de 3 cm más o menos. Las lavamos bien y las reservamos.

2. En una cacerola de fondo grueso ponemos aceite. Cortamos las cebollas en cuadraditos y las rehogamos en el aceite hasta que esté tierna. Necesitamos una cacerola con fondo grueso porque vamos a cocer las habas a fuego muy lento y tapadas, de manera que se hagan en su jugo y las cacerolas de este tipo funcionan mejor para este tipo de cocción.

3. Añadimos el bacon y/o jamón serrano en trocitos y la butifarra blanca en rodajas. Rehogamos.

4. Escurrimos las habas y las añadimos a la cacerola. Añadimos medio vaso de agua, sal y tapamos. Bajamos el fuego y dejamos que se vayan haciendo, lentamenta casi al vapor, removiendo de vez y cuando. A media cocción añadimos medio vasito de anís. Tardan aproximadamente una hora y media en hacerse porque es importante que se hagan a fuego lento. Sabremos que están listas cuando las vainas estén tiernas.