sábado, 24 de agosto de 2013

Pollo Gong Bao de Sichuan



Hace unos días he estado en Fuerteventura pasando unos días con mi hija y una de estas noches me invitaron mis amigos Merche y Lizandro a una deliciosa cena en su casa. Todo estaba buenísimo, pero lo que más me gustó fue este pollo dulzón y ligeramente picante y Lizandro amablemente me dió la receta. Ya la he hecho dos veces para dos cenas que hemos hecho con amigos y he de decir que me han hecho la ola. He decidido publicarla para que ellos también la puedan hacer.

He investigado por la red y he descubierto que este pollo es de la zona de Sichuan en China donde toda la comida es muy picante y se le suele añadir cacahuetes. Esta receta es mucho más suave, el picante se consigue con guidilla en vinagre o piparras y se cambian los cacahuetes por anacardos.
Vamos con la receta.

Ingredientes:
1 kg de pechuga de pollo

Para la salsa
2 puerros troceados
2 cebollas cortadas en juliana
Una cucharada de jengibre rallado o una cucharadita de jengibre en polvo.
3 cucharadas de salsa de soja. En mi caso puse salsa Teriyaki
5 guindillas pequeñas en vinagre. Las piparra que son las que yo puse no son demasiado grandes.
Medio  vasito pequeño de caldo (puede ser de cubito)
2 cucharadas de vinagre blanco (suelo utilizar el vinagre de sidra)
1 cucharada no muy llena de azúcar morena
Un puñadito de anacardos crudos.
Aceite de oliva o girasol.

Para la marinada
2 cucharadas de vinagre blanco.
1 cucharada de maizena
1 huevo batido
Sal y pimienta.


Preparación:
1. Ponemos en un cuenco todos los ingredientes de la marinada, los mezclamos bien y añadimos el pollo cortado en trozos no muy grandes. Lo dejamos al menos 1hora en la nevera.

2. Mientras cortamos las cebolla y puerros en juliana y las guindilla en rodajitas. Lo ponemos en un wok con unas 4 cucharadas de aceite y lo rehogamos hasta que esté blandito. Añadimos el resto de los ingredientes de la salsa, le damos un ligero hervor y reservamos.

3. Sacamos el pollo de la marinada y lo freímos en abundante aceite hasta que está ligeramente dorado. Lo escurrimos bien del aceite y lo incorporamos a la salsa. Lo dejamos que hierva en la salsa unos 10 minutos para que coja sabor y está listo.

Lo podemos servir acompañado de arroz. En este caso he utilizado arroz de jazmín porque es muy aromático y va muy bien con las recetas orientales. La forma de hacerlo está explicado en la entrada Chicken korma con arroz de jazmín

Y esto es todo, fácil y delicioso.