lunes, 19 de abril de 2010

Hamburguesas en salsa


Mi marido y mi hija se llevan la comida al trabajo y tengo que idear recetas con salsa pero que no engorden mucho. La salsa que acompaña a estas hamburguesas es bastante ligera y da mucho juego porque se pueden utilizar los ingredientes que más nos gusten. Ésta en concreto tiene cebolla, pimientos de colores y champiñones pero se le podría poner tomate, setas variadas...

Ingredientes para 4 personas:
750 gramos de carne picada de vacuno.
4 huevos
200 gramos de pimientos. Yo he utilizado pimientos de tres colores congelados de La Sirena porque es más rápido, pero por supuesto pueden ser pimiemtos de un color y frescos.
2 dientes de ajo.
1 cebolla grande.
200 gramos de champiñones.
1 cucharada de maizena
1 pastilla de caldo de carne o gallina.
2 vasos de agua.
Perejil fresco o seco de bote y pimienta para condimentar la carne.
4 cucharadas de pan rallado.
Medio vasito de vino blanco.
Aceite de oliva.

Preparación:
1.- Mezclamos en un bol la carne picada, los huevos y el pan rallado. Añadimos sal, pimienta y perejil según nuestro gusto. Lo movemos bien hasta obtener una mezcla homogénea.
2.- Calentamos una plancha o sartén antiadherente y ponemos un poquito de aceite de oliva. Damos forma a las hamburguesas y las vamos haciendo a la plancha. No hace falta que se hagan bien por dentro porque se terminaran de cocer en la salsa.
3.- Mientras empezamos a hacer la salsa. Ponemos 2 ó 3 cucharadas de aceite en una sartén grande. Empezamos rehogando los ajos picaditos, la cebolla cortada en cuadraditos pequeños (en brunoise) y los pimientos en tiras a fuego lento. Añadimos la sal para que las verduras suelten el agua que continenen, ayudando a la cocción para no tener que añadir más aceite.
4.- Cuando las verduras anteriores están blanditas, agregamos los champiñones laminados. Damos unas vuetas. Añadimos el medio vasito de vino blando y dejamos evaporar el alcohol. 
5.- Disolvemos la maizena en uno de los vasos de agua y lo echamos en la sartén. Añadimos el segundo vaso de agua si vemos que no hay suficiente  salsa y el cubito de caldo. La maizena tiene la ventaja sobre la harina que no hace falta rehogarla previamente para que no sepa a crudo y se puede añadir sin más. Hay que disolverla siempre en frío.
6.- Cuando la salsa hierva, ponemos las hamburguesas. Dejamos cocer unos 10 minutos y listo.

En este caso lo he acompañado de unas tiras de calabacin a la plancha. Si no estamos en guerra con la báscula, unas patatas fritas es lo que mejor va con este plato. Un puré de patata es otra buena opción con la que no añadimos casi grasa.

1 comentario:

dolcipensieri dijo...

che buoni, ottimo piatto, presentato molto bene!!!