domingo, 4 de abril de 2010

Torrijas


Para terminar la Semana Santa hacemos unas torrijas. Hay muchas recetas diferentes, pero en todas ellas se utiliza pan mojado en leche, rebozado en huevo y después frito. A mí me gusta terminarlas con un almíbar de miel.
Para que salgan jugosas hay que utilizar pan especial para torrijas o un pan que tenga la miga densa y dejarlo dos días en plástico, antes de hacerlas, hasta que se quede correoso.

Ingredientes:
1 barra de pan de torrijas.
1 litro y medio de leche.
6 cucharadas soperas de azúcar o algo más si nos gustan muy dulces.
1 ramita de canela.
2 cucharaditas de canela en polvo.
1 vaina de vainilla (opcional)
La piel de un limón, sólo la parte amarilla.
3 huevos
2 cucharadas colmadas de miel
Aceite para freír.

Preparación:
1. Cogemos la vaina de vainilla la abrimos y rascamos los granitos que hay en su interior. Añadimos los granitos y la vaina a la leche junto con el azúcar, la rama de canela rota en trocitos, las cucharaditas de canela y la piel del limón. Lo ponemos a calentar sin que llegue a hervir y removemos para disolver el azúcar.

2. Cortamos la barra de pan en rebanadas y las ponemos en una fuente honda. Colamos la leche caliente y la añadimos al pan. Dejamos que el pan se empape bien. Dependiendo del tipo de pan, puede ser que necesitemos algo más de leche. Si es así, se calienta un poquito más y se le añade al pan.

3. Vamos cogiendo las rebanadas empapadas, las escurrimos ligeramente y las pasamos por huevo batido.

4. Freímos el pan en abundante aceite caliente. Yo prefiero utilizar aceite de girasol porque hace menos espuma.

5. Sacamos las torrijas y las ponemos en papel absorbente para que suelten el exceso de aceite. Las pasamos a una fuente si puede ser profunda.

6. Calentamos la miel con un poquito de agua para diluirla y se la añadimos a las torrijas que tenemos en la fuente.

No hay comentarios: