lunes, 10 de mayo de 2010

Carne con salsa de ciruelas


Ésta era una de las recetas estrella de mi madre. Yo creo que es la salsa que más me gusta para la carne porque queda realmente jugosa y con un sabor muy especial. No tengais miedo a utilizar las ciruelas porque aunque no os gusten, os aseguro que en esta salsa os van a encantar.

Ingredientes:
1 redondo de carne o un rabillo (es más jugoso el rabillo aunque es más feo)
1 caja de ciruelas de california sin hueso
4 cebollas gordas
Especias: clavo, pimienta, hoja de laurel
1 pastilla de avecrem (opcional)
Un vasito de vino blanco.
Cuerda para atar
Aceite de oliva

Preparación:
1. Poner en remojo las ciruelas para volver a hidratarlas.
2. Atar la carne (o pedir al carnicero que la meta en una red) para que conserve la forma, salpimentarla y dorarla en aceite en la misma cacerola donde se va a hacer. El fuego debe estar fuerte pero no en exceso para que la carne se dore pero no se queme. De esta forma la carne forma una costra en el exterior y se evita que los jugos se escapen durante la cocción y salga seca.
3.Mientras se cortan las cebollas en juliana (en tiras).
4. Cuando esté dorada la carne se saca de la cazuela. En el mismo aceite se echan las cebollas y se les da vueltas hasta que se ponen blanditas y casi transparentes. Hazlo a fuego más bien bajo para que no se quemen.
5.Una vez que las cebollas están listas, se añade el vasito de vino blanco. Se deja hervir y que evapore el alcohol.
6. Seañaden las ciruelas remojadas con su agua, unos clavos, una hoja de laurel, la pastilla de avecrem desmenuzada y agua hasta cubrirlo todo. Esperamos a que hierva todo y se introduce la carne en la salsa. Si lo haces en cazuela tarda como dos horas. En la olla express  rápida tarda unos 25 minutos.
7. Para saber si la carne está hecha hay que pincharla y comprobar que el jugo sale transparente. Si sale rosa y no te gusta poco hecha déjala un poquito más.
8. Una vez que esté fría se corta en rodajas. No lo hagas en caliente porque se rompe.
9. Para terminar la salsa la pasamos por la batidora o por un pasapuré. A mí me gusta más por al pasapuré porque la salsa queda más gorda y con un color más oscuro y más bonito. Probablemente la tengas que rectificar de sal.

Es una receta con un sabor agridulce muy agradable. Se puede acompañar con arroz blanco o con una pasta hervida y rehogada con aceite unos ajos y perejil. Si además la acompañamos de una ensalada, tenemos la comida completa.

No hay comentarios: