domingo, 2 de mayo de 2010

Pastel de puerros


Hace tiempo que mi hija me estaba pidiendo que hiciera un pastel de puerros. Ésta es una de mis recetas estrella. Lleva tiempo hacerla porque el secreto es hacer la cebolla a fuego muy lento y de esta forma queda blandita, transparente y no se tuesta. He hecho este pastel muchas veces cuando han venido amigos o la familia a casa a comer y a todo el mundo le ha encantado, incluso a los que nos les gusta la verdura. Probad a hacerlo porque vale la pena.

Ingredientes:
1 lámina de hojaldre congelado, si está estirado mejor.
4 o 5 puerros (depende del tamaño).
250 g de jamón de York o bacon o una mezcla de los dos. Sale más sabroso con bacon o con la mezcla de los dos.
3 cebollas gordas.
8 lonchas de queso tipo tranchete.
3 huevos.
1 brick pequeño de nata líquida.
1 pastilla de avecrem.
Pimienta, sal y aceite de oliva.

Preparación:
Cortar las cebollas en pequeños cuadraditos y rehogarlas a fuego muy lento hasta que estén transparente. Hay que poner una cantidad suficiente de aceite para que se sofrían bien.

Se añade el bacon y/o el jamón de York en trocitos y se le da unas vuelta en la sartén para que suelten la grasita.

Limpiamos los puerros y los ponemos a cocer con agua y la pastilla de avecrem.

Cuando estén bien cocidos los puerros se escurren en un colador aplastándolos bien para que pierdan todo el líquido.

Se cortan y se añaden junto con los tranchetes a la cebolla que tenemos en la sartén con el bacon y jamón de york. Si vemos que hay mucho aceite en la sartén es mejor quitar el exceso antes de añadir el queso.

Le damos vueltas hasta que el queso se derrita y se quedo todo hecho una pasta.

Mientas hacemos todo esto, untamos una fuente de horno con mantequilla. Sobre ella ponemos el hojaldre estirado cubriendo el fondo y los lados. El pastel no se puede desmoldar una vez hecho y hay que elegir una fuente bonita para luego sacarla a la mesa. Ponemos encima del hojaldre la mezcla que tenemos en la sartén.

Batimos los huevos con la nata y un poquito de sal y pimienta. Lo echamos encima de la mezcla anterior.

 Se pone al horno (arriba y abajo) a 180º hasta que los huevos hayan cuajado y el hojaldre esté dorado.

Es un plato contundente. Si lo pones como plato principal pon un entrante ligero y si es de entrada el segundo plato, ligerito.


1 comentario:

Laureles dijo...

Bueno veo que no hay comentarios con esta receta y como la he hecho este finde...pues te dejo un comentario!!me salió increible!!estuve pensando un buen rato si no habías venido tú a escondidas a hacerla...porque vaya tela!!que me salió casi casi igual que la tuya...quizás debería haberlo dejado un poco más en el horno para que se terminara de hacer el hojaldre de la parte de abajo...pero weno quitando eso...la receta es bestial!!graciasssss mamiii!!:D
un besooooo
ya te iré contando porque tengo pensado para este finde una fidegua o unos calabazines rellenos!!