viernes, 21 de mayo de 2010

Cebollas caramelizadas y...... un perrito caliente de lujo.


Las cebollas caramelizadas se pueden utilizar para muchos platos. Pueden acompañar unos filetitos de lomo de cerdo, se pueden utilizar para hacer muchos pinchos por ejemplo de queso de cabra con las cebollitas, para ensaladas... No dan demasiado trabajo y son realmente deliciosas.

Ingredientes:
4 cebollas grandes
2 cucharadas soperas de azúcar morena
1/2 vasito de vino blanco, jerez, fino... (el que más nos guste)
1/2 vasito de aceite de oliva
sal

Preparación:
1. Cortamos las cebollas en juliana y las ponemos en una sartén con el aceite de oliva.

2. Añadimos la sal, tapamos y las dejamos a fuego lento hasta que estén doraditas.

3. Incorporamos el medio vasito de vino blanco, subimos el fuego y dejamos que se evapore el alcohol.

4. Añadimos las dos cucharadas de azúcar y removemos hasta que caramelice un poco.

5. Ponemos las cebollas en un colador para que suelten el exceso de aceite y están listas.

Estas cebollas las podemos guardar en la nevera y utilizarlas cuando las necesitemos.

Para una cena rápida y rica, rica podemos preparar unos perritos calientes. Abrimos los panecillos para perritos, los untamos con un poquito de mostaza y ketchup, ponemos una salchicha de Frankfurt (que sea de buena calidad porque estamos haciendo un perrito de lujo), coronamos con las cebollas caramelizadas y al final adornamos con un poquito más de mostaza y ketchup. Os puedo asegurar que están buenísimos.

No hay comentarios: